Cogiendo olas entre palmeras

Como no teníamos muchos días en Sri Lanka y queríamos pasar al menos tres días en alguna de las playas del sur, muy cansados y casi sin dormir la noche anterior, tuvimos que salir a la carrera de Dalhousie después de la bajada de Adam’s peak.

No sabíamos ni que ruta teníamos que seguir, ni cuanto íbamos a tardar, ni siquiera si seríamos capaces de llegar al sur ese mismo día, pero nos gustaba la sensación de aventura que iba a tener ese día. A base de preguntar a los locales en cada sitio, porque aunque Sri Lanka sea un país más desarrollado que India las estaciones de autobuses son un caos mucho mayor, conseguimos ir saliendo poco a poco del Hill Country y poniendo rumbo al sur. Primero cogimos un bus local desde Dalhousie a Hatton (2 horas), luego un segundo de Hatton a Balangoda (3 horas y media entre plantaciones de te y montañas por un patatal de carretera pero con unas vistas increibles), y finalmente otro de Balangoda a Pelmadulla (1 hora). Para cuando llegamos a Pelmadulla eran ya las 6 de la tarde, estaba anocheciendo, estábamos reventados de tanto bus y del cansancio acumulado, y todavía estábamos como poco a 5 horas en autobus directo a Matara (muy cerca de las playas al sur), bus que muy a nuestro pesar salía solo por la mañana. Así que nuestras únicas opciones eran subirnos a otro autobus local lleno hasta la bandera que nos acercaría un poco más al sur pero sin llegar a Matara, o pasar allí la noche y esperar al día siguiente a coger el bus directo a Matara. No sabíamos que hacer, y justo de la nada apareció un señor que se ofreció a llevarnos a Matara en su Tata nano taxi (4 horas), pero eso sí cobrándonos una millonada en un país como Sri Lanka, unos 60€. Lo pensamos por un momento y aunque nos parecía mucho dinero (en verdad 30 € por persona en un taxi de 4 horas no está nada mal, pero cuando viajas a largo plazo y low cost es bastante!) decidimos irnos con él, así esa noche dormiríamos en nuestro destino y nos levantaríamos el día siguiente ya en la playa. Nuestra playa elegida en el sur fue Mirissa.

Aunque el tsunami de 2004 arrasó muchas de las playas del sur de Sri Lanka, se han recuperado muy rápido y ya no se ven restos de la destrucción que causó. Mirissa, como decía nuestra guía, es una playa paradisiaca de arena fina y aguas turquesas poco desarrollada en cuanto a alojamientos y chiringuitos en la playa. Pero lo que no decía la guía es que la carretera pasa justo unos metros por detras, incluso en alguna zona llega a rozar la playa, y esto para nosotros no tiene nada de paradisiaco. Aun así es una playa muy tranquila y relajada, y con pocos turistas. Al igual que en Palolem, India, por la noche la playa se convierte en restaurante con mesas con velas y se puede cenar con el sonido y la brisa del mar de fondo y los pies en la arena… un auténtico lujo!

El primer día explorando los alrededores de la playa de Mirissa descubrimos una cala desierta de turistas y locales donde simplemente dejamos pasar las horas relajándonos del estrés de los días anteriores. Lo que fue una sorpresa fue encontrarnos con tortugas mientras nos dábamos un baño… una pena que no tuviéramos a mano unas gafas de bucear para poder perseguirlas!

Los dos días siguientes nos fuimos a la cercana playa de Weligama a hacer surf. Sri Lanka es un auténtico paraiso para los surferos, hay playas y arrecifes con olas para todos los niveles, es muy barato en comparación con otros destinos, y sobre todo desconocido. Weligama es la playa perfecta para principiantes y nivel intermedio, con olas constantes (algunas bastantes grandes) y poca profundidad con lo que se puede hacer pie. Nosotros con dos horas diarias tuvimos más que de sobra, ya que aunque coger olas es muy divertido, el remontarlas es muy cansado. Los dos hemos conseguido mejorar un poquito en estos dos días y ya estamos pensando en más surf durante el viaje!

A parte del surf, Weligama es una extensa playa repleta de pescadores preparándose para ir a fanear por las tardes en sus estrechos barcos encallados en la arena (hasta nos llegaron a ofrecer ir a pescar con ellos!), cruces de madera que sobresalen del agua donde los pescadores se suben a pescar por las mañanas, locales jugando al cricket en la arena, niños y no tan niños bañándose con ropa en la orilla del mar, parejas esperando ver atardecer, puestos de pescado fresco en la orilla de la carretera… en resumen una playa con mucho encanto local.

Después de tres días disfrutando de las playas, y siete días muy intensos con cientos de kilómetros a nuestras espaldas, tocaba decir adios a Sri Lanka con la sensación de que teníamos que habernos quedado más tiempo disfrutando de la amabilidad de los locales y de sus costumbres. Pero bueno después de tres meses de aventura tocaba poner rumbo al sudeste asiático donde nos espera una cultura totalmente distinta a la que habíamos vivido hasta ahora en Nepal, India y Sri Lanka. Así que después de otros cuatro autobuses y un día entero viajando para llegar de Mirissa al aeropuerto internacional de Bandaranaike (primero a Matara, luego a Colombo, después a la estación de bus local más cercana al aeropuerto, y por fín al aeropuerto en el autobus lanzadera) acabamos nuestro maratón de 8 días en Sri Lanka.

_______________________________________________________________________

Alojamiento

Amarasinghe Guest House – Durante nuestro viaje en Tata Nano, que aunque parezca una caja de cerillas se viaja muy cómodo, reservamos por telefono en Amarasinghue Guest House. Al llegar no tenían habitaciones allí asi que nos llevaron a otro edificio muy cerca. Para nuestra sorpresa, la habitación que nos habían guardado no tenía baño aunque por teléfono nos habían dicho que sí. Habitación normal, con mosquitera, ventilador y unos cuantos bichos donde solo pasamos una noche. Pagamos 1000 LKR.

Long Wave Rest – Guest house familiar en la playa. Habitación amplia con ventilador, mosquitera y baño pero sin agua caliente. El sitio estaba muy limpio y la familia era encantadora. Desayunos generosos y wifi gratis. Pagamos 2000 LKR por noche, en el que posiblemente sea el guest house más económico de la playa.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s