Sabaidee Lao

Llegamos a Lao (comunmente conocida como Laos) a Huay Xai por tierra, bueno o por rio ya que Huay Xai está justo en la orilla del rio Mekong en frente de Chiang Khong en Tailandia. El puesto de inmigración es pequeño y parece más o menos bien organizado, sin embargo cuando por la mañana llegan de golpe 100 personas es un auténtico caos y se forman largas colas. Nosotros madrugamos para pasar la frontera y la verdad es que nos alegramos de haber sido de los primeros. El visado de turista se obtiene allí mismo pagando 35 dólares y es válido por 30 días, más o menos el tiempo que pensábamos estar en Lao.

Una vez en Lao, nuestro plan era viajar en slow boat por el Mekong desde Huay Xai a Luang Prabang. Es un viaje de dos días en un barco bastante local, excepto por los asientos de autobús de quita y pon (algo raro pero bastante cómodo), que hace una parada en Pakbeng para pasar la noche. La mayoría de los pasajeros éramos turistas, desde gente joven que solo viene a Lao de fiesta y ya empiezan a emborracharse en el slow boat, hasta gente más mayor que viene buscando la belleza de los paisajes y la tranquilidad de Lao. Pero también había muchos locales ya que el único método de transporte en esta área remota del norte de Lao es el Mekong.

Esta zona del Mekong está bastante despoblada y no se ve mucha vida en las orillas del rio, pero de vez en cuando se pueden ver a pescadores, locales bañándose, gente cultivando huertas en las playas del rio, niños jugando, buscadores de oro… Esto último nos sorprendió tanto que empezamos a buscar oro con la vista, y hasta creemos que llegamos a ver algo en una de las orillas mientras desembarcaban unos locales. Estuvimos a punto de saltar del barco! El paisaje no nos pareció tan espectacular como decía la guía, quizás porque ya estábamos acostumbrados a ver tanta vegetación tropical desde nuestro paso por el sur de India, Sri Lanka y Tailandia, pero hay que hacer justicia y decir que es muy bonito. El viaje es entretenido y también tiene su parte de aventura, bien sea por la cantidad de rápidos por los que pasamos o porque casi se nos quema el barco por culpa del motor que estaba al rojo vivo, pero lo cierto es que al final se nos hizo largo y acabamos pasando bastante tiempo leyendo en el barco. Después de dos días surcando las aguas marrones del Mekong y una noche en Pakbeng, llegamos a Luang Prabang con muchas ganas de descubrir esta ciudad patrimonio de la UNESCO de la que tan bien nos habían hablado.

Luang Prabang se ha convertido en una ciudad muy turistica en los últimos años, tanto que ha pasado de 20000 a 55000 habitantes en los últimos 5 años, con más alojamientos, restaurantes, agencias de viajes, tiendas… En un futuro tendrá aeropuerto internacional, con lo que llegarán muchos más turistas… una pena porque esto hará que se pierda el caracter tranquilo, relajado y sobre todo local que todavía en cierto modo perdura en Luang Prabang.

En total pasamos en Luang Prabang tres días. El primero paseando entre wats por la ciudad donde pudimos ver el día a día de los monjes rezando y trabajando, probando la gastronomía Lao, bebiendo iced Lao coffee, y cotilleando el mercadillo nocturno. Lo mejor del mercadillo es una callejuela donde se puede cenar comida local en plan buffet por un euro y está lleno de locales y turistas. El segundo día en bicicleta por las afueras de la ciudad, perdiéndonos en el Poshy market (el mercado local) y explorando el otro lado del Nam Khan (río Khan) donde nos encontramos con un monje muy charlatán y también nos enseñaron como hacer papel artesanalmente. Esa tarde nos enteramos de casualidad que Rafa Nadal iba a jugar la final del Open de Australia, y como los dos somos unos forofos del tenis no pudimos resistirnos y nos pasamos toda la tarde noche enganchados a la tele del guest house… vamos Rafa!!! Esta vez no pudo ser y Djokovic se llevó el trofeo a casa en cinco largos sets, pero sin duda fue uno de los mejores partidos de tenis que he visto en mi vida. Y como no podía ser de otra manera, el último día hicimos un curso de cocina donde aprendimos a cocinar algunos de los platos típicos Lao, entre ellos la ensalada Laarp (de carne picada) que está buenísima! Nos faltó por ir a Kouang Si, una bonita cascada que está a las afueras, donde puedes bañarte en piscinas naturales de agua turquesa, pero como en nuestra ruta por el norte de Lao tendríamos que volver a pasar por Luang Prabang en unos días decidimos dejarlo para entonces.

     

_______________________________________________________________________

Alojamiento

Pakbeng, Phony Phone Guest House (o algo parecido) – Este guest house está situado en la parte más alta del camino que va desde el embarcadero al pueblo. Muy básico, la casa es de madera, la habitación es pequeña y se oyen todos los ruidos de las otras habitaciones. Lo bueno es que la ropa de cama está limpia, tiene baño con ducha caliente, y ventilador. No tiene wifi, pero justo en frente hay un restaurante con wifi y la señal llega hasta el guest house. Los sandwiches para el barco son más caros que en los puestos de la calle. Suficiente para pasar una noche de camino a Luang Prabang. Pagamos 200 Thai bahts.

Luang Prabang, Phanh tha sone Guest House – Guest House relativamente nuevo de rango medio muy cerca del night market y del morning market. Está escondido en un callejón donde hay otros dos guest houses que se suelen llenar antes que este. El chico y la chica de recepción son muy majetes, aunque solo el chico habla un poco de inglés. Las habitaciones son amplias y están muy limpias, la cama muy cómoda y el baño con ducha caliente. Tiene wifi (aunque cuando llegamos no funcionaba y tuve que arreglarla yo porque la configuración del router estaba mal), agua potable, café de sobre y plátanos gratis. También tienen bicis de alquiler (10000 LAK/día) y servicio de lavandería (10000 LAK/kg). La habitación cuesta 120000 LAK por noche.

Slow boat

Justo al pasar la frontera en Huay Xai hay un montón de agencias de viaje que ofrecen slow boats a Luang Prabang, el precio incluye la comisión que se lleva la agencia y el transporte en tuk tuk al embarcadero que está a las afueras de Huay Xai. Nosotros sin embargo fuimos directamente al embarcadero por nuestra cuenta (10000 LAK por persona en tuk tuk) y allí compramos los billetes a Luang Prabang (220000 LAK por persona). De esta manera nos ahorramos unos eurillos. Al contrario de lo que dice nuestra guía Rough Guide coger asiento no es un problema ya que cuando compras el billete te asignan uno.

Curso de cocina

Hicimos el curso de cocina de un día entero en Tamnak Lao. Nada más apuntarnos al curso (hay que reservar con tiempo) nos dieron un libro con las recetas de los platos que íbamos a cocinar y alguno más, por si queríamos estudiar el día de antes. En el curso primero te llevan por la mañana al Poshy market y te enseñan los distintos ingredientes mientras ellos hacen la compra. Para comer te enseñan a hacer dos platos que luego tu mismo cocinas en pareja. Después de la comida te enseñan a hacer otros cinco platos de los que eliges tres y los cocinas también en pareja para la cena. Los profesores son muy metódicos y es fácil seguir sus instrucciones, sin embargo el curso es muy impersonal e incluso llega a ser un poco aburrido después de comer. A pesar de esto nos fuimos contentos y con la barriga llena. El curso cuesta 250000 LAK por persona.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s