Una pequeña China en Vietnam

Nuestra ruta por Vietnam nos llevaba seguidamente a Hoi An, a muchos kilómetros al norte de Ho Chi Minh City, pero a la vez a muchos kilómetros al sur de Hanoi, es decir justo en el medio de Vietnam.

Hoi An fue durante los siglos 16 y 17 un puerto muy importante en el sudeste asiático. Aquí se celebraban anualmente ferias que duraban de 4 a 6 meses donde comerciantes chinos, japoneses, europeos e indios venían a hacer compraventa de todo tipo de mercancias. Durante este periodo, muchos de estos comerciantes se asentaron en Faifo (la antigua Hoi An) creando sus propias comunidades, siendo las más importantes las chinas y la japonesa. Los chinos se agrupaban de acuerdo a su región de procedencia y en total crearon 5 comunidades. Sin embargo con el paso del tiempo el río Thu Bon fue dejando tantos sedimentos que ya no era posible que los barcos llegaran al puerto de Faifo, y así fue suplantado por el actual puerto de Da Nang, a 30 km de Hoi An. A día de hoy, Hoi An solo es una ciudad turística donde todavía queda una fuerte presencia de las comunidades chinas.

Lo más interesante de Hoi An es su casco antiguo, que sorprendentemente ha logrado sobrevivir a las diferentes guerras en Vietnam. Paseando por sus bonitas calles encontramos assembly halls de las diferentes comunidades chinas, que también hacen sus funciones como templos chinos; casas antiguas chinas, que se pueden visitar por dentro; un puente japonés que antiguamente dividía la zona china de la japonesa; casas coloniales de la época francesa… y sobre todo muchas tiendas de souvenirs, cafeterías, restaurantes y tiendas de confección de ropa donde hacerse un traje o un vestido a medida. Por supuesto Marta no se pudo resistir y se llevó de Hoi An un vestido y una falda. Aunque Hoi An es totalmente una trampa para turistas donde todo cuesta el doble antes de regatear, no se puede negar que es una ciudad con mucho encanto, sobre todo de noche cuando los farolillos de colores que cuelgan de las tiendas iluminan las calles de la parte vieja y el paseo del río.

Una de las excursiones que se pueden hacer desde Hoi An es a las ruinas de My Son. My Son era el centro religoso del antiguo imperio de Champa, y allí se encontraban los templos hindus más importantes. Sin embargo, después de tantos años en el olvido y de la guerra de Vietnam que dejó unas cuantas bombas en My Son, son muy pocos los templos que quedan en pie. Así que con más ganas de perdernos por los pueblos vietnamitas que de ver las ruinas alquilamos una moto para llegar a My Son. El paisaje nos gustó mucho, con campos de arroz entre montañas y pueblos olvidados, y al final las ruinas de My Son también, a las que la niebla se encargó de darle un toque muy místico. De vuelta a Hoi An aprovechamos para ir a ver la playa, que queda a 4 km del centro. No pudimos bañarnos ya que el cielo estaba gris y el día frío, pero nos dimos un paseo por la interminable playa. Nos sorprendió la cantidad de resorts que había y los que estaban construyendo, esto parecía Marina D’or ciudad de vacaciones!

Y como no, no nos podíamos ir de Hoi An sin probar los platos típicos de allí: cao lau y banh bao vac (o también llamado white rose). El primero, una medio sopa de noodles raros con carne y vegetales que nos encantó. Y el segundo, unos delicados dumplings con forma de rosa blanca rellenos de gambas que nos maravilló. Pero que rico se come en Vietnam!

Visita nuestra galería de flickr para ver más fotos!

_________________________________________________________________

Transporte

De HCMC a Da Nang en tren (17h) – Compramos los billetes en la oficina del centro de Saigon, 275 Pham Ngu Lao. Viajamos por la noche en tren litera en la clase soft sleeper. El compartimento con A/C es de cuatro personas, con dos literas a cada lado, y tienen colchón y ropa de cama. Nos tocó compartir compartimento con dos señoras vietnamitas que no hablaban inglés pero que no paraban de ofrecernos comida, y un crio pequeño que se hizo rápidamente amigo de Marta. El tren nos costó 997,000 VND por persona.

De Da Nang a Hoi An en taxi (30 mins) – Da Nang está a 30 km de Hoi An, y la forma más fácil de llegar es coger un taxi al salir de la estación de tren. Nosotros compartimos el taxi con un chico Suizo que conocimos en el tren. El taxi nos costó en total 300,000 VND, es decir 100,000 VND por persona.

Alojamiento

Nguyen Phuong Hotel – Nos quedamos en este hotel que está en la calle Ba Trieu, donde hay más hoteles baratos, a tan solo 5 minutos andando del centro. La habitación estaba bien, con cama doble, aire acondicionado, y baño con ducha caliente, pero no era especialmente acogedora. Con wifi gratis pero sin desayuno. Pagamos 252,000 VND por noche.

Alquiler de moto

Para ir a My Son alquilamos una moto automática por un día. Hay un montón de sitios donde alquilar motos, y no se necesita dejar depósito, ni pasaporte ni firmar ningún papel. Nosotros pagamos 80,000 VND regateando un poco.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s