Descubriendo la China moderna

Todavía recuerdo la pereza que nos daba montarnos en aquel tren nocturno en Hanoi que nos iba a llevar a China. Era duro dejar atrás el sudeste asiático con el calor de sus gentes para adentrarnos en el gran gigante chino, que curiosamente nos había denegado el visado en el consulado de Ho Chi Minh City unas semanas antes. Teníamos metido en la cabeza el estereotipo de que los chinos iban a ser rudos, maleducados, insociables… así como para tener ganas de ir a China! Sin embargo después de un mes allí ya no podemos decir lo mismo.

Como solo pudimos conseguir el visado de turista de un mes a través de una agencia en Vietnam, y como queríamos parar obligatoriamente en Shanghai y Pekín, elegimos una ruta bastante típica que nos llevaría de sur a norte pasando por Guilin, Shanghai, Xian y Pekín. Pero claro, así nos quedamos con muchas ganas de perdernos por la China más rural y también por la zona tibetana. Esto lo dejamos pendiente para la siguiente visita a China.

Pensar en China es inevitablemente pensar en comunismo. Sin embargo de todas las ciudades por las que hemos pasado solo podemos decir que son de las más consumistas que hemos visto nunca. En cada esquina hay un centro comercial con tiendas de todas las marcas, restaurantes, cafeterías, zonas recreativas… y todos están llenos cualquier día de la semana y abiertos hasta bien tarde por la noche. Esta nueva clase media-alta que ha surgido gracias al desarrollo económico de China en los últimos años solo tiene ansia consumista, pero la realidad es que solo supone alrededor de un 30% de la población total. Hoy en día todavía la mayoría de los chinos viven en zonas rurales muy humildes y alejados del mundo capitalista urbano.

En cuanto a la amabilidad de los chinos, quitando unas pocas excepciones como pueden ser en el turístico mercado de la seda en Pekín y en la oficina de billetes de tren en Shanghai, lo cierto es que nos ha sorprendido muy gratamente. Los jóvenes sobre todo siempre estaban dispuestos a echarnos una mano como traductores de chino a inglés, y en general a ayudarnos con todo. Danny, un chico muy majo de Xian, incluso se ofreció a llevarnos de la estación de tren de Xian a nuestro hotel en el coche de su padre. También nos sorprendió como normalmente hacían cola y la respetaban a la hora de subir al metro (algo que no puedo decir de mi visita a Shanghai en 2010). Pero claro esto es en las ciudades, las zonas rurales seguro que son un caso aparte.

Una de las caras amargas de China que nos ha tocado vivir en nuestro mes de viaje ha sido la censura de internet por el famoso Gran Firewall Chino. Hasta que no llegamos a China y no pudimos acceder a las habituales páginas webs a las que estamos acostumbrados, no fuimos conscientes de lo que realmente supone tener libertad de expresión y de información. Es muy frustrante no poder incluso abrir nuestro blog para contar nuestras aventuras! Pero esto es lo que viven millones de chinos que se conectan a internet diariamente. Triste pero cierto. Pero no solo es internet lo que está censurado, también son películas, libros… en resumen cualquier publicación extranjera o china que no le parezca bien al gobierno. Por ejemplo para que os hagais una idea solo unas 20 películas extranjeras están permitidas en las salas de cine anualmente! En fín un país de locos…

Moverse por China en tren es bastante fácil, hay trenes diurnos y nocturnos que te llevan a cualquier sitio y son relativamente baratos para lo que cuestan los trenes en Europa. Los billetes se ponen a la venta con una antelación de 3 a 10 días, pero si planeas viajar durante una de las tres semanas en las que media China se va de vacaciones (año nuevo chino, puente del 1 de mayo, puente del 1 de octubre) lo mejor es intentar comprarlos en cuanto salen a la venta. Aunque en algunos casos no llegan a salir los billetes al público en esas fechas para así tener que comprarlos en agencias y reventa, vamos una mafia! Ese fue nuestro caso cuando quisimos comprar los billetes para ir de Xian a Pekín durante el puente de mayo. Justo a la hora a la que supuestamente salían los billetes a la venta ya no quedaban plazas para los trenes nocturnos que nosotros queríamos. Así que antes que pagar de más a terceros elegimos viajar de día que si que había billetes.

Con todo lo bueno y lo malo que tiene China, a nosotros nos ha gustado mucho descubrir su cultura, gastronomía, tradiciones… y desde luego tenemos pendiente volver a China en un futuro!

Durante nuestro viaje por China hemos aprovechamos a leer un par de libros basados en la revolución cultural de los años 70 en la China más comunista. Yo me he leido Balzac and the Little Chinese Seamstress, que cuenta la historia semibiográfica de dos chicos, ambos hijos de médicos, que fueron mandados a un pueblo perdido en las montañas para ser reeducados. Marta por su parte se ha leido Under the Hawthorn Tree, que narra una complicada historia de amor entre una pareja de jóvenes de diferentes clases sociales que se conocen por circunstancias de la vida durante la revolución cultural. Ambos libros son de lectura fácil pero no profundizan demasiado en la historia de China durante esos turbios años. También hemos visto la película The Last Emperor, ganadora de 9 oscars en 1988 y que cuenta la vida de Puyi, el último emperador de China. Aunque es una película larga que vimos en dos noches distintas, nos encantó porque nos mostró como era la vida en la Ciudad Prohibida y también nos enseñó la historia reciente de China en el siglo XX.

Por otro lado, para que os hagais una idea esto es lo que costaba más o menos la vida en China:

  • Cambio: 1 EUR = 8.3 RMB (aprox.)
  • Botella de agua (1.5l): 3.5 RMB
  • Cerveza (500ml): 6 RMB
  • Comida
    • En restaurante local: 80-150 RMB / 2 personas
    • En la calle: 10 RMB / persona
  • Alojamiento: 150-200 RMB / habitación doble
  • Transporte
    • Bus
      • Bus de Guilin a Yangshuo: 20 RMB / persona
    • Tren
      • Tren de Nanning a Guilin: 57 RMB / persona en Hard Seat
      • Tren de Guilin a Shanghai: 528 RMB / persona en Soft Sleeper
      • Tren de Shanghai a Xian: 312 RMB / persona en Hard Sleeper
  • Gasto medio por día: 33,6 € / persona (incluye alojamiento, comidas, transporte, compras, etc.)

Visita nuestra galería de flickr para ver todas las fotos!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s