Buceando con tortugas

Una vez que Marta se recuperó de su otitis nos pusimos de nuevo rumbo a Bohol con la intención de bucear un par de días en Alona Beach y la ilusión de encontrarnos con tortugas bajo el agua.

Alona Beach es una playa muy turísitica, relativamente pequeña y abarrotada de restaurantes, resorts y escuelas de buceo que incluso han llegado a invadir la playa en algunos puntos. Lo bueno es que cuando estuvimos nosotros era ya temporada baja y la playa estaba bastante tranquila. Lo malo de estar fuera de temporada es que el tiempo estuvo un poco revuelto, pero como allá donde vamos llevamos el buen tiempo, al tercer día desaparecieron las bajas presiones y con ellas se fueron las nubes, la lluvia y el viento.

Por fín después de dos semanas en Filipinas de solo comer carne encontramos restaurantes donde comer pescado fresco a la brasa! Todas las noches la playa se conviertía en un enorme restaurante lleno de sillas y mesas, pero con unos precios dignos de un restaurante con estrellas michelín. Sin embargo en los restaurantes locales a lo largo de la carretera también encontramos pescado a la brasa, y con precios más locales. Nuestra táctica por las noches era clara, barbacoa de pescado rodeados de locales, y birras con los pies en la arena!

La isla de Panglao, donde se encuentra Alona Beach, está rodeada bajo el mar por increibles acantilados desde 30 metros de profundidad hasta infinito, y por tanto hay innumerables puntos de inmersión. También se encuentra muy cerca la isla de Balicassag, que tiene una de las mejores reservas marinas de Filipinas, y donde nos habían dicho que veríamos tortugas seguro. Nuestro plan era bucear un día en Panglao y otro en Balicassag, y aunque el tiempo no quiso que fuéramos a Balicasag el primer día, nos regaló un bonito día de sol al día siguiente.

El primer día de buceo en Panglao pudimos ver una gran variedad de corales y peces de colores, peces payaso, peces león, peces trompeta, peces escorpión… pero lo que más nos gustó fue la sensación de vértigo de descender lentamente por un tremendo acantilado, rodeado de un intenso azul que se perdía en las misteriosas profundidades bajo nosotros. El segundo día de buceo en Balicasag fue todavía más espectacular, descubriendo nuevos peces y bichos raros, pero sobre todo cuando mágicamente vimos a una tortuga pasar a nuestro lado volando por el agua como si fuera un águila. Es la cosa más bonita que hemos visto bajo el agua y no sabría describir en palabras la felicidad que tanto Marta como yo sentimos en ese preciso momento.

Después de pasar tres días en Alona Beach, y con solo otros tres días restantes en Filipinas, decidimos cruzar una mez más el mar de las Visayas y la isla de Cebu para acabar en Moalboal, en concreto en la playa de Panagsama, desde donde podíamos ir a bucear a la isla de Pescador. Panagsama es un pueblecito a 4 km de Moalboal, con una pequeña playa, muy local y poco desarrollado pero a la vez con muchas opciones de alojamiento, restaurantes, bares y centros de buceo. Al igual que nos había pasado en el resto de destinos turísticos por los que ya habíamos pasado, en estas fechas estaba bastante tranquilo. Allí pasamos los últimos días en Filipinas cenando más pescado a la brasa, viendo atardeceres sobre la isla de Negros desde la playa, bañándonos y jugando con chavales locales, buceando, e incluso viendo boxeo! El héroe local Pacquiao se jugaba el título mundial de los pesos welter con Bradley y todo Filipinas estaba pendiente del combate. Sin embargo no hubo celebraciones, Pacquiao perdió el trono mundial después de 7 años sin perder una sola pelea.

El buceo en la isla de Pescador no resultó ser muy bueno ya que las aguas estaban muy revueltas y había muy mala visibilidad. Sin embargo lo disfrutamos un montón como cada vez que estamos flotando bajo el agua, es una sensación de paz y tranquilidad indescriptible, creo que empiezo a entender a la gente que deja todo y se dedica profesionalmente al buceo por estos lugares del mundo… Descubrimos el pez piedra, que de verdad se camufla como si fuera una piedra gris y es dificil de ver incluso cuando sabes más o menos donde está. Pero lo mejor ocurrió durante el segundo buceo, cuando nos pasamos más 5 minutos junto a una tortuga tan grande como Marta que andaba por allí comiendo corales. No le importó para nada nuestra presencia y cuando se sació del todo, emprendió el vuelo y se perdió “into the blue”. Maravilloso!

Y como colofón final a 20 días en Filipinas, el último día nos encontramos casualmente con un lechón recién hecho, y claro no nos pudimos resistir y acabamos merendando medio kilo de cerdo asado en la playa! Tengo que decir que este lechón no tenía nada que envidiar al cochinillo de Cándido en Segovia.

Visita nuestra galería de flickr para ver más fotos!

_________________________________________________________________________

Alojamiento

Alona Beach, Bohol, Alona Grove Tourist Inn – Nos quedamos en una cabaña en este guest house algo escondido de la playa pero a 3 minutos andando. Teníamos ventilador, tele, baño, wifi y una pequeña terraza donde desayunamos todos los días. Pagamos 700 pesos por noche, y fue lo más barato que encontramos en Alona Beach.

Moalboal, Mayas Native Garden – Este jardín con tres cabañas de distintos tamaños está situado en la parte sur del pueblecito de Panagsama, a 5 minutos andando de la playa, y justo en frente del restaurante The Last Filling Station con sus excelentes desayunos y pizzas. Nosotros nos quedamos en la cabaña más barata que tenía cama doble, ventilador, wifi y sorprendentemente agua caliente en la ducha. Lo mejor era la hamaca y la amplia terraza. Pagamos 700 pesos por noche.

Transporte

De Siquijor a Alona Beach en ferry y tricycle (3h 30mins) – Primero fuimos de Siquijor a Tagbilaran en ferry con Oceanjet via Dumaguete. Nos costó lo mismo que a la ida, 800 pesos, pero esta vez sin gastos extras de porteadores. En el puerto de Tagbilaran cogimos un tricycle para ir hasta Alona Beach, y aunque parezcan pequeños entramos bien los dos con las mochilas y los mochilones. Tardamos una media hora y pagamos 250 pesos.

De Cebu City a Moalboal en bus (3h) – Para llegar a Cebu desde Alona Beach viajamos primero en tricycle hasta el puerto de Tagbilaran (30mins) y luego en ferry hasta Cebu City (2h). Una vez en Cebu City fuimos en taxi a la estación sur de autobuses donde cogimos un bus en dirección a Santander que pasaba por Moalboal (3h). El bus con las ventanas bajadas nos costó 107 pesos por persona.

Centros de buceo

Alona Beach, Sea Explorers – Como sabíamos que Sea Exploreres estaba en Alona Beach, fuimos directamente a bucear con ellos. Igual de bien organizado que en Malapascua, con material en perfecto estado y sobre todo buen ambiente. Nos hicieron un 10% de descuento por habernos sacado el curso Advanced Open Water Diver con Sea Explorers en Malapascua. En total hicimos 4 buceos, y pagamos 1375 pesos por buceo incluyendo el alquiler de material que era gratis en temporada baja.

Panagsama Beach, Moalboal, Savedra – Pensábamos que Sea Explorers también tenía un centro en Moalboal, pero ya no era así. Buscando otros centros de buceo al final elegimos Savedra, y la verdad es que notamos muchísima diferencia comparado con Sea Explorers. Tenían muy poco material y no en muy buen estado, y el trato personal no era tan bueno. Además cuando fuimos a pagar nos intentaron cobrar dos veces de más de lo que nos habían dicho inicialmente… si alguna vez volvermos a Moalboal nosotros no repetiremos con ellos. Hicimos dos buceos y pagamos 1690 pesos por cada uno incluyendo el material y las tasas de entrada a la reserva marina.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s