Masterizando el arte de las barbacoas

Cairns era nuestra última parada en Queensland, y donde habíamos decidido autoregalarnos un día de submarinismo en la Gran Barrera de Coral. Aunque Cairns tiene aeropuerto internacional, más que una ciudad es un pueblo grande con playa, y la verdad es que la playa no invita mucho a bañarse. Pero ha sabido explotar al máximo la cercanía con la Gran Barrera de Coral y por ello está en la hoja de ruta de todos los turistas en Australia. Y al igual que Brisbane también tiene un lagoon, irónicamente al lado de la playa, para los que quieren bañarse y tomar el sol.

Dejando a un lado el buceo, hubo dos cosas que hicieron que nuestra estancia de 5 días en Cairns resultara muy especial: el hostel con piscina y barbacoa, y el festival de Cairns. Aunque no probamos ningún día la piscina del hostel, sí que hicimos lo oportuno con la barbacoa, y entre chuletones de ternera, chuletillas de cordero, alitas de pollo y mazorcas de maíz nos hicimos los dueños de la barbacoa. El festival de Cairns nos hizo disfrutar todavía más de la vida outdoors, con películas al aire libre como Mad Max y Movies that Matter, una serie de cortos que te hacen pensar; un desfile de carrozas muy muy peculiar, donde desfilaron desde niñas de la escuela de ballet con simpáticos tutus, pasando por el coro de gospel de la iglesia bautista, hasta la comunidad china con dragón de fuego incluido; fuegos artificales frente al mar, amenizados con los “wooooow!” del chico de detrás; musica en directo, donde descubrimos a un chico australiano con mucho talento llamado Chris Ah Gee cuyas versiones todavía tarareamos; pianos en la calle que eran tocados por espontáneos y que hipnotizaban a las masas, como por ejemplo el chico que estuvo más de una hora tocando canciones de Cold Play; artistas callejeros y mucho más.

Decidir con que barco ir a la Gran Barrera de Coral no es fácil. Hay muchas variantes en juego: ir a la parte interior o exterior de la barrera, a que puntos en concreto, cuantos días, bucear o hacer snorkling, el tipo de barco, cuanta gente entra en el barco, la comida que sirven en el buffet… y por supuesto el precio. Nosotros por lo menos teníamos claro dos cosas, y es que queríamos bucear lo máximo posible y en la parte exterior de la barrera, que se supone está en mejor estado. Como no nos queríamos marear mucho al final escogimos el barco Tusa 6, que tenía buena pinta y que nos lo dejaron a buen precio en el hostel comparado con otras ofertas.

La manera en la que el buceo está organizado en estos barcos es totalmente distinta a como estábamos acostumbrados de las escuelas de buceo. En el mismo barco hay gente que va a bucear con guía (pagando un extra), sin guía, gente que va a hacer el bautismo de buceo y gente que solo va a hacer snorkling. Ellos se encargan de darte todo el material que necesitas una vez en el barco y a ojo, sin ni siquiera preguntarte cuantos kilos necesitas ni el tamaño del BCD, los tanques de aire son más pequeños que los 12 litros habituales, prácticamente no te explican nada del sitio donde vas a bucear, y luego tu te tiras al agua cuando te apetezca. La verdad es que con tanta gente resultaba un poco caótico. Como nunca habíamos buceado sin guía, el primer buceo lo hicimos con uno, y una vez que nos habíamos quitado el miedo decidimos ir por nuestra cuenta y perdernos por donde nos apeteciera en las profundidades marinas. Los corales nos decepcionaron bastante, muchos estaban destrozados, supongo que debido a los millones de turistas que habrían pasado por allí antes que nosotros, y la cantidad de vida marina tampoco cumplió nuestras espectativas. Lo mejor fue encontrarnos con un tiburón descansando en un arrecife, una sepia nadando a sus anchas, una morena ocultándose entre las rocas, tortugas hambrientas buscando comida y sobre todo los peces gigantes como el Maori Wrasse. Una vez fuera del agua y valorando la experiencia nos pareció que deberíamos haber elegido otro sitio donde bucear en la Gran Barrera de Coral que no fuera la tan turística Cairns. Quizás estábamos demasiado mal acostumbrados a la excelente calidad del buceo en Filipinas, y esto se nos quedó pequeño. Pero bueno solo por ver la cara de felicidad de Marta cuando está flotando bajo el agua merece la pena!

Siendo conscientes que el tiempo en Australia se acababa y que en Sydney no íbamos a poder hacer más barbacoas, nos despedimos de Cairns con una última barbacoa de carne de canguro que estaba para chuparse los dedos!

Visita nuestra galería de flickr para ver más fotos!

_______________________________________________________________________

Alojamiento

Dreamtime Travellers Rest – Nos quedamos en una habitación doble con baño compartido en este hostel super acogedor regentado por una pareja de viajeros ahora asentados en Cairns. El hostel consiste de dos casas con un patio muy agradable, una piscina pequeña y un par de barbacoas. Hay baños y cocinas repartidas por las plantas de ambas casas, suficientes para toda la gente del hostel. No tiene una localización muy céntrica, pero son solo 10 minutos andando al centro, Cairns es muy pequeño. Nos ayudaron a contratar el barco para ir a bucear a la Gran Barrera de Coral y también el bus para ir al aeropuerto. En general recibimos un muy buen trato y volveríamos sin dudarlo. Pagamos 68 AUD por noche, lo más barato que hemos pagado en Australia.

Buceo en la Gran Barrera de Coral

Tusa 6 – De los barcos que iban a la parte exterior de la barrera este fue el más nos gustó. Es un barco totalmente nuevo donde no meten a más de 60 personas. El material de buceo estaba en bastante buen estado y el buffet era variado y estaba rico. Primero nos llevaron a un sitio donde hicimos dos inmersiones y comimos. A continuación nos llevaron a otro lugar donde hicimos el último buceo. La calidad del buceo no es la mejor, pero el snorkling tenía buena pinta. Pagamos 220 AUD por persona con todo incluido, caro pero esto es Australia. Nuestra opinión es que para alguien que busca un día de buceo espectacular en la Gran Barrera de Coral no merece la pena hacerlo en Cairns. Hemos leido que hay otros puntos en la costa de Queensland desde donde también hacen salidas a la barrera, aunque son algo más caros.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s