Panzasurfing en las dunas

Antes de llegar a Lima hicimos una parada más, esta vez en el oasis de Huacachina. Tanto nos habían hablado de las gigantes dunas de este lugar y de la posibilidad de soltar adrenalina haciendo sandboarding y montando a bordo de un buggy a toda velocidad por el desierto que decidimos parar un par de días allí y hacer la turistada.

Buggy drive

Huacachina es un pueblecito plénamente turístico situado alrededor de un pequeño lago natural con palmeras y exóticas plantas en medio del desierto. Este oasis fue una vez un lugar de recreo para la jet set peruana, pero hoy en día solo quedan antiguos hoteles con piscinas y se ha convertido en una parada obligatoria para la mayoría de los gringos viajando por Perú.

The oasis

Conducir a 80km/h subiendo y bajando dunas imposibles es lo más parecido a una montaña rusa, con la diferencia que en el desierto cada vez que abres la boca para gritar te comes kilos de arena. Es muy divertido, y te puedes llegar a hacer una idea de como es el rally Dakar, que por cierto este año pasa muy cerca de Huacachina. Lo de hacer sandboarding en dunas de 100 metros de altura que pasan los 45º de inclinación sin haber hecho nunca snowboarding es jugarse un poco el tipo. Pero para gente como nosotros existe una solución: panzasurfing. Básicamente consiste en tirarse por la duna como hombre bala tumbado panza abajo sobre la tabla de sandboarding, con las piernas abiertas y levantadas y frenando con los pies. Lógicamente cuanto más arena levantas más despacio vas, pero si apenas tocas la arena con los pies bajas a una velocidad abismal. Creo que no hace falta decir quien de los dos consiguió llegar más lejos en las cuatro dunas en las que nos tiramos, muajajaja. La pena es que el tour solo dura dos horas, y cuando te lo estás pasando bien se queda en nada.

Panzasurfing

El día siguiente nos lo tomamos con bastante calma, teníamos deberes que hacer, y por la tarde aprovechamos a subir a una de las dunas junto al lago para ver un atardecer más. Fue un atardecer precioso, con el desierto rojizo y las miles de curvas y sombras que la arena formaba ante nuestros ojos. No pudimos evitar ponernos un poco tristes al pensar que este sería uno de los últimos atardeceres de este viaje.

Sunset in the desert

Visita nuestra galería de flickr para ver todas las fotos!

_________________________________________________________________________

Alojamiento

Hostal Sol de Ica – Nos quedamos en este hostal sin piscina que llevaba poco tiempo abierto. El hostal estaba muy limpio y tenía wifi. Nuestra habitación tenía baño privado con agua caliente y una cama doble muy cómoda. Pagamos 40 soles sin desayuno por noche.

Transporte

De Arequipa a Ica en bus (11h) – Viajamos con Cruz del Sur en un bus cama nocturno. Los asientos cama eran muy amplios y cómodos, se reclinaban 160º y solo había tres asientos por cada fila. Nos dieron almohada y manta, cena y desayuno, y el bus tenía wifi gratis. Todo un lujo de bus. Pagamos 100 PEN por persona.

De Ica a Huacachina en taxi (10min) – Nada más llegar a la terminal de Cruz del Sur en Ica nos montamos en un taxi hacia Huacachina, que está a tan solo 5km. Pagamos 5 PEN por el recorrido.

Tour por el desierto

Contratamos el tour por el desierto en el mismo hostal. El tour dura en total 2 horas, en las que te llevan en buggy por el desierto, te dejan tirarte por 4 dunas, y hacen paradas para hacer fotos. A nosotros se nos quedó un poco corto. Pagamos 30 PEN por persona más la entrada a las dunas que son 3.60 soles.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s