Un trek de película

Entre todas las cosas que hemos aprendido en este viaje, una de ellas es que a los dos nos apasiona la montaña. La experiencia que vivimos durante los 17 días de trek por los Annapurnas nos encantó, así que antes de volver a casa quisimos repetir y disfrutar de nuevo de varios días de caminata por la montaña. El lugar que elegimos para ello fue La Cordillera Blanca, en Los Andes, al norte de Lima. Está ubicada dentro del Parque Nacional Huascarán, se extiende unos 180km de norte a sur, y tiene más de 600 glaciares, 17 picos de más de 5500m y otros 16 picos por encima de los 6000m. Pero si por algo es bien conocida La Cordillera Blanca es por el pico Artesonraju, la montaña del logo de Paramount Pictures.

Huascaran National Park

Con la idea de este trek en mente nos marchamos de Lima hacia Huaraz, una pequeña ciudad situada a 3000m de altura sobre el nivel del mar y a los pies de Los Andes. Después de habernos paseado por sitios bastante turísticos en Perú, Huaraz nos pareció un lugar de lo más auténtico donde las coloridas llicllas (aguayos), las faldas bombachas y los sombreros volvían a dejarse notar. Por momentos parecía que habíamos vuelto a Bolivia.

Organizamos el trek de Santa Cruz de 4 días y 3 noches en La Cordillera Blanca con la agencia Galaxia Expeditions, de hecho era la única agencia que salía a Santa Cruz en temporada baja. También es posible hacer el trek de manera independiente, pero en ese caso hay que llevarse todo el material para acampar, ya que no hay ningún tipo de alojamiento por el camino, y provisiones para los 4 días. En nuestro caso la agencia se encargó del transporte desde Huaraz, las tiendas de campaña, los sacos de dormir, las comidas, una guía/cocinera, y un arriero y 4 burros que cargaban con todo el material. La verdad es que fue un trek de 5 estrellas, nosotros solo teníamos que llevar en la mochila lo justo para el día y cuando llegábamos al campamento el arriero ya había montado todas las tiendas de campaña y la cocinera se ponía el delantal y encendía los fogones, todo un lujo cuando uno está cansado.

Camping

El primer día madrugamos para ir desde Huaraz a Vaquería, unas 5 horas de viaje en furgoneta con una parada para desayunar en Yungay. Una vez en Vaquería (3700m) nos encontramos con nuestro arriero y comenzamos el trek. La etapa a priori iba a ser sencilla, 10km, bajando hasta los 3600m y acampando a 3800m, pero tardamos mucho más de lo esperado. Tania, una de las chicas canadienses de nuestro grupo, en los primeros kilómetros empezó a encontrarse mal, seguramente por el mal de altura, y tuvimos que ir despacito todo el camino para que ella no se quedara atrás. Al final tardamos unas 5 horas, y Tania llegó exhausta al campamento. Por suerte pudo descansar bien esa noche y aclimatarse a la altura para el día siguiente. Después de la rica y casera cena que nos preparó nuestra guía/cocinera Leo, yo estaba como un niño pequeño por dormir por primera vez en una tienda de campaña en medio de las montañas. El único miedo que teníamos era el frío, pero esa noche con una botella de agua caliente dentro del saco dormimos como troncos.

Trekking

La segunda etapa era supuestamente la más dura. Salíamos desde 3800m, subíamos a 4750m, y luego acampábamos a 4200m, en total otros 10km de caminata. De las 8 horas que tardamos en hacer el recorrido, la parte más dificil fue la última hora y media antes de llegar al paso Punta Unión. Un desnivel de más de 300m, escalones gigantes, un camino muy rocoso, el frío, la altitud, y ya para colmo el granizo hicieron que la subida fuera bastante dura. A Martita le costó lo suyo, pero como siempre se portó como una campeona, se nota que es de Bilbao! Peor lo pasó la pobre Tania que, todavía débil, sufrió de lo lindo para culminar la ascensión. Después de juntarnos todo el grupo en el paso y de las incontables fotos que nos sacamos, pusimos rumbo hacía el campamento donde pasaríamos la noche. Al igual que el día anterior, Leo nos preparó nada más llegar al campamento un calentito mate de coca con palomitas para ayudar a recuperarnos y combatir el mal de altura. Esa noche si que pasamos frío en la tienda, la botella de agua caliente dentro del saco no fue suficente y no pudimos dormir demasiado agusto.

The group at Punta Union

El tercer día amaneció despejado, pero poco a poco se fue nublando. Una pena porque ese día teníamos la posibilidad de ver el famoso pico de la Paramount Pictures desde un mirador, pero al final fue tímido y no se dejó ver. La etapa consistía de 15km, saliendo a 4200m, subiendo hasta 4400m donde estaba el mirador, y acampando a 3700m. Aunque la segunda parte de la etapa parecía a priori fácil, no lo fue para nada. Con las piernas pesadas de los días anteriores, el camino lleno de piedras, y pequeñas subidas y bajadas rompepiernas, las últimas 4 horas se hicieron eternas. En total empleamos 9 horas y para nosotros fue el día más duro. Como de costumbre Leo nos preparó una merienda y una cena que nos supo a gloria, y antes de dormir Marta y yo nos pasamos un buen rato jugando a las cartas en la tienda de campaña. Nos habíamos picado a jugar todas las noches al guiñote y esa noche se decidiría el campeón de Los Andes, un servidor.

Lake Taullicocha

El cuarto y último día fue muy fácil en comparación con los otros. 10km de bajada desde 3700m hasta 2950m, donde se encuentra el pueblo de Cashapampa. En total, 3 horas caminando tranquilamente bajo un sol resplandeciente y disfrutando del bonito paisaje de la quebrada de Santa Cruz. Al acabar el trek nos despedimos de Santos, nuestro arriero, y nos llevaron de vuelta a Huaraz (3h). Con el palizón que llevábamos en el cuerpo resultó del todo imposible que alguien quedara despierto en la furgoneta, solo Leo charlaba sin parar con el conductor. Ya de vuelta y por sorpresa, la agencia nos invitó por la tarde a todo el grupo a un pisco sour en su bar, una buena forma de poner punto final a cuatro días muy bonitos y despedirnos de Leo, que se portó estupéndamente con nosotros, y de las canadienses con las que compartimos el trek.

Trekking

En total fueron 45 km caminando por paisajes increibles, disfrutando de valles dignos de Nueva Zelanda y montañas dignas de Nepal. Aunque no pudimos ver el impresionante pico Artesonraju, tuvimos mucha suerte con el tiempo ya que fuimos en temporada de lluvias, pero no llovió ningún día, a excepción de la granizada durante la ascensión al paso, y pudimos ver el sol casi de continuo. No es un trek dificil, pero tampoco es fácil. La mayoría del camino es muy pedregoso y la altitud es un factor importante a tener en cuenta. También hace frío, sobre todo por las noches, pero con buena ropa térmica y un buen saco no hay que preocuparse. Esto de la montaña engancha, y yo me voy con pena de no haber probado la escalada en este viaje alrededor del mundo. He llegado a 4750m en Perú y 5416m en Nepal, así que ahora el siguiente objetivo es hacer un 6000m facilito, pero eso ya tendrá que ser en otro viaje.

One of our donkeys

Visita nuestra galería de flickr para ver todas las fotos!

______________________________________________________________________

Alojamiento

Hostal Copa – Céntrico hostal de dos estrellas en Huaraz donde la mayoría de sus huéspedes son peruanos. Nos quedamos en una habitación sencilla con cama doble, baño privado con agua caliente y wifi en la habitación. Pagamos 40 PEN por noche sin desayuno. Dejamos allí las mochilas grandes durante los cuatro días de trek y no tuvimos ningún problema. Básico pero seguramente repetiríamos.

Transporte

De Lima a Huaraz en bus (8h) – Viajamos en un bus cama nocturno con Movil Tours. Como queríamos viajar el mismo día, no pudimos comprar los billetes por teléfono y tuvimos que ir a sus oficinas a por ellos. El autobus estaba bastante bien y nos dieron un snack de cena. Lo que no nos gustó es que nos pusieron dos películas seguidas que sonaban por los altavoces y que duraron hasta las 2am. Pagamos 70 soles por persona.

Trek Santa Cruz

Contratamos el trek de Santa Cruz de 4 días y 3 noches con Galaxia Expeditions, que resultaron ser los únicos que salían en temporada baja. Pagamos 320 PEN por persona que incluía el transporte de ida y vuelta, una tienda de campaña para los dos, sacos de dormir, esterillas, una guía/cocinera para el grupo, todas las comidas menos el desayuno del primer día, una tienda comedor para el grupo, una tienda WC para el grupo, 4 burros para llevar el material y equipaje y un arriero. A nosotros también nos dejaron unos pantalones de lluvia y un par de bastones para Marta. El trato de la gente en la oficina no fue muy bueno, tuvimos que perseguirles bastante para que nos enseñaran los sacos de dormir y los pantalones de lluvia, pero luego durante el trek todo fue perfecto: comida más que de sobra, material en buen estado, y una guía (Leo) y un arriero (Santos) muy majetes y profesionales. Lo que no estaba incluido era la entrada al parque nacional Huascarán, que se paga el primer día al entrar y son 65 PEN por persona. Nosotros quedamos al final muy contentos con la agencia, especialmente con Leo, y los recomendaríamos.

Advertisements

2 thoughts on “Un trek de película

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s