Lao, the land of a million elephants

We stayed in Lao for about 4 weeks and we traveled the country from north to south. We toured the Mekong by boat, we trekked in the jungle in the far north, we enjoyed the tranquil rhythms of Vientiane and Luang Prabang, we tried the best coffee in the Bolaven plateau, and we relaxed with a beerlao watching the sun set in the 4000 islands, all to discover the wonderful character of the Laotians. Funny that we didn’t get to see any elephants when Lao’s nick name is “the land of a million elephants” and elephants are present in 90% of the souvenirs that can be bought in any of the many markets.

  

Although Lao being within the poorest countries in the world, we didn’t get hit by the extreme poverty that we found in India and Nepal – people living on the streets, beggars everywhere… Moreover, and surprisingly, we didn’t get to see extreme contrasts between rich and poor. It feels like, unlike India, the poorness is equally distributed across most of the country.

Continue reading

Advertisements

Buscando delfines en el Mekong

Para poner punto y final a nuestro viaje por Lao pasamos unos días en una de las 4000 islas, en concreto en Don Khon. Las 4000 islas, o Si Phan Don, son un conjunto de islas en el Mekong, muy cerca de la frontera con Camboya, donde decenas de cascadas hacen imposible navegar el Mekong río arriba o abajo. Para superar este obstáculo, los franceses construyeron en la era colonial un ferrocarril entre la parte sur de la isla de Don Khon y la parte norte de la isla de Don Det, uniendo ambas islas con un puente. De esta manera pasándo la carga del barco al tren y viceversa podían transportar mercancías a lo largo de todo el Mekong. A día de hoy el único recuerdo que queda del tren es el camino por el que pasaban las vías del tren y el puente que une Don Khon y Don Det, en el que por cierto hay que pagar 20,000 kips por día para poder pasar entre las dos islas… un robo ya que el puente es un legado de los franceses y simplemente quieren sacar dinero a los turistas que van en masa a Don Det.

Don Khon es todavía muy tranquilo y con mucho encanto local, aunque poco a poco van apareciendo más bungalows y restaurantes en los dos extremos de la isla, pero nada en comparación con la turística Don Det que empieza a ser conocida como la Vang Vieng del sur de Lao.

Continue reading

One cup of coffee, please!

Did you know that coffee is grown in Lao? If the answer is no, don’t worry, neither did we before arriving here. Yes, coffee is grown in Southern Lao, on the Bolaven plateau. It seems that, together with French baguettes and petanque, coffee plantations are another legacy of Indochina’s French colonial past.

We wanted to spend a couple of days exploring the plateau (which is not only known for its coffee but also for its beautiful scenery and waterfalls). We chose Pakse as our hub to visit the plateau. But before getting there, we stopped at Savannakhet for one night to break in two the long journey between Vientiane and Pakse. Savannakhet, or the Luang Prabang of the south as they call it for its calmed vibe, is very local, with barely no accommodation and with still a few signs of its colonial past. It is just another Lao town, but it is where we spent Valentines day so we will for sure remember it.

The temperatures were rising as we were heading south, and in Pakse we could really feel it! Five minutes after leaving our chilled hotel room we were sweeting like pigs… We don’t know if it was because of the heat or not, but Isma developed a nasty mouth ulcer that took a few days to heal. It wasn’t until he started taking some Chinese pills for cooling down his body (that is what the pharmacist said) that he felt any improvement. Natural Chinese medicines are not a myth, they do work!

Continue reading

Adormilados en Vientiane

Después de pasar por segunda vez por Luang Prabang, nuestro siguiente destino iba a ser Vientiane, la capital. Decidimos saltarnos Vang Vieng ya que solo era una ciudad de fiesta creada para turistas, famosa por el tubing y situada en un enclave natural espectacular a las orillas del Mekong, pero no era lo que buscábamos. Así que nos tocó madrugón para montarnos en un autobús local de supuestamente 10 horas a Vientiane. Pero como esto es Lao, al final resultó que el bus tardó 13 horas en recorrer los 370km entre Luang Prabang y Vientiane!!! Ese día se nos hizo eterno, y hasta Marta tuvo un ataque de locura en el bus, estuvo a punto de saltar por la ventana! Pero el día todavía no había acabado. Ya de noche y muy cansados en la estación de autobuses de Vientiane, a las afueras de la ciudad, nos montaron a todos los turistas en un mini bus sin importar que entráramos o no para ir al centro. Podían haber puesto dos mini buses en lugar de uno solo, pero no lo hicieron y nos trataron como borregos… parecíamos animales en un camión de camino al matadero! Es triste como algunos locales solo ven a los turistas como dólares con patas. Exhaustos y después de dar unas cuantas vueltas por el centro de Vientiane sin saber muy bien donde buscar alojamiento, por fín logramos encontrar un guest house donde pasar la noche y relajarnos del duro día de viaje.

Vientiane dicen que es la capital más dormida del mundo, y en base a nuestra experiencia no les falta razón! En realidad más que una ciudad parece un pueblo grande donde la gente vive muy relajada, y el único indicio de capital son algunos bancos, oficinas del gobierno y los pocos restaurantes japoneses, italianos, koreanos, indios… que se pueden encontrar por el centro. A pesar de estas opciones gastronómicas internacionales, nosotros no perdimos la oportunidad ni un sólo día de cenar en los puestos de la calle donde se puede comer auténtica comida Lao muy rica y a muy buen precio, mucho mejor que en los restaurantes y encima disfrutando de unas Beerlao al aire libre!

Continue reading

Luang Prabang Part II

We had planned a second stop in Luang Prabang after our trek, mainly to break in two the long distance between Luang Namtha and Vientiane. The almost 9h bus ride between Luang Namtha and Luang Prabang was anything but short and comfortable. The road, or I should better say path (specially between Oudomxai and Luang Prabang), was as bumpy as hell and the suspensions of the so called VIP bus weren’t really doing their job. We even had to stop a couple of times to throw buckets of water to the wheels to cool down the breaks.

I think we saw the poorest side of Lao during the road trip. The skinny and clunky houses made of wood and bamboo that won’t probably survive a heavy monsoon, the broken clothes of the villagers, the dusty faces of the children…. it all made us realize again that we were in one of the poorest countries in the world.

Strange as it may sound, getting to Luang Prabang felt a little bit like arriving home… I think the reason we felt that way was because we knew the place already. We were staying at the same guest house as last time, so after freshing up we rewarded ourselves with a yummy foe at the night market. Our plan for the one day we were staying in Luang Prabang was clear: visiting Kuang Si waterfalls and trying Lao’s traditional massage and steam bath.

Continue reading

Perdidos en un pueblo Akha

Hasta ahora solo habíamos viajado por Lao en barco: dos días por el Mekong y otros dos días por el Nam Ou. Sin embargo en Muang Khoua tuvimos que cambiar el barco por el autobus. Habíamos decidido ir a Muang Sing para hacer un trek de dos o tres días por esa zona, y la única manera de llegar era por carretera. Sabíamos que teníamos que coger tres autobuses, y no pensábamos que íbamos a llegar en un día, pero gracias a la flexibilidad de los horarios en Lao, para bien y para mal, conseguimos llegar en el mismo día.

Primero fuimos de Muang Khoua a Oudomxai en un bus de unas dos horas y media. Sabíamos que nuestro siguiente bus de Oudomxai a Luang Namtha era a las 12, y nuestro autobus llegaría sobre las 11, así que teníamos tiempo de sobra. Sin embargo las cosas en Lao no funcionan como en el resto del mundo, y conseguimos coger ese autobús de milagro. Nada más llegar a la estación compramos los billetes y luchamos por conseguir los dos últimos asientos, y como el bus ya estaba lleno salió poco después de las 11, con casi una hora de adelanto. Tuvimos suerte porque de haber llegado a Oudomxai 10 minutos más tarde el autobús a Luang Namtha ya se habría marchado. Después de otras tres horas y media de bus, con averia incluida, llegamos a la estación de bus de Luang Namtha sobre las 15:00, donde nos enteramos que el último autobus desde allí a Muang Sing era a las 15:30 pero salía desde otra estación en el centro de la ciudad, a 10km de donde nos encontrábamos. Como compartimos un tuk tuk y nosotros fuimos los últimos en bajarnos, al final no conseguimos llegar a la estación del centro de Luang Namtha hasta las 15:45. Ya no teníamos ninguna esperanza de llegar a Muang Sing ese mismo día. Sin embargo para sorpresa nuestra el último bus a Muang Sing todavía no había salido porque estaba esperando a llenarse con más gente. Después de esperar un rato largo nos fuimos sin que se montara nadie más, y dos horas más tarde llegamos a Muang Sing… ese día el destino se portó muy bien con nosotros! :)

Continue reading

Along the Nam Ou

After a few days in Luang Prabang we continued our trip by boat along the Nam Ou (river Ou). The Ou river, one of the most important rivers in Lao, rises in China and flows south through the northernmost part of Laos before joining the Mekong. The scenery alongside the river is impressive and very dramatic. The imposing mountains, the deep forests, the emerald water make this an idyllic journey. In comparison to Mekong’s riverside we found the banks of Nam Ou much more alive and populated. Many small villages grow on the slopes of the mountains and extend to the banks of the rivers, being the land, the cattle and fishing their only way of making a living.

The boats that cross the waters of this river are quite small in comparison to the ones that travel on the Mekong, and normally the boats don’t carry more than 8 to 10 passengers what makes the journey much more relaxed and enjoyable. We started our trip around 9am and with only one stop to empty our bladders, It took us around 7h to reach Nong Khiaw, where we were going to spend the night. On the boat we run into Meritxel and Xavi from Catalunia, who are also doing a round the world trip like us. After sharing our itineraries it looks like we will probably meet again!

Continue reading

Sabaidee Lao

Llegamos a Lao (comunmente conocida como Laos) a Huay Xai por tierra, bueno o por rio ya que Huay Xai está justo en la orilla del rio Mekong en frente de Chiang Khong en Tailandia. El puesto de inmigración es pequeño y parece más o menos bien organizado, sin embargo cuando por la mañana llegan de golpe 100 personas es un auténtico caos y se forman largas colas. Nosotros madrugamos para pasar la frontera y la verdad es que nos alegramos de haber sido de los primeros. El visado de turista se obtiene allí mismo pagando 35 dólares y es válido por 30 días, más o menos el tiempo que pensábamos estar en Lao.

Una vez en Lao, nuestro plan era viajar en slow boat por el Mekong desde Huay Xai a Luang Prabang. Es un viaje de dos días en un barco bastante local, excepto por los asientos de autobús de quita y pon (algo raro pero bastante cómodo), que hace una parada en Pakbeng para pasar la noche. La mayoría de los pasajeros éramos turistas, desde gente joven que solo viene a Lao de fiesta y ya empiezan a emborracharse en el slow boat, hasta gente más mayor que viene buscando la belleza de los paisajes y la tranquilidad de Lao. Pero también había muchos locales ya que el único método de transporte en esta área remota del norte de Lao es el Mekong.

Continue reading