Are you planning a trek around the Annapurnas?

After our trek we thought of writing a few tips and recommendations based on our experience. We hope they can be helpful for any of you who plans to go for a trek around the Annapurnas!

Getting ready

These are some of the things to have in mind before you start your trek:

  • Choose the route and get a map. There are many possible trekking routes within the Annapurnas. Select the one that you like the most and that better suits your needs and fitness level. Even though the routes are marked quite well, try to get a map of the area.
  • Permits and Registration card for trekkers. Nepali authorities require you get:
  • ACA Permit, which is a permit to allow you entering the Annapurnas conservation area
  • TIMS (Trekkers’ Information Management System) registration card for individual trekkers

Both are obtainable at ACAP office in Phokara and cost 2000 NPR & 1600 NPR respectively. You will need to bring 4 passport size pictures and provide information about your route and the length (days).

  • What to bring really depends on the length of your trek, the route and your own judgment. This is what we brought for our trek:
  • Basics: Good trekking shoes and shocks, long & short comfortable trousers, a couple of breathable & fast drying t-shirts, thermal pants and t-shirt and fleece, hat & gloves.
  • Jackets. We both had waterproof and windproof jackets and we wondered if would need any wormer jackets. Thanks to the recommendations of a Spanish guide we meet in Phokara we decided to rent a couple of down jackets. While we really only ended up using them on the day we crossed Thorong La, I don’t regret our decision!!!
  • Walking Sticks. While it’s not a must, I would strongly recommend bringing a couple of walking sticks, specially for when you have to go down the strenuous hills. We rented and while Isma didn’t really use his one, I ended up using the two all the way!
  • Sleeping Bags. While it is possible to get blankets in the most of the guest houses & lodges, I would suggest you bring one (prepared for -5 or -10) as you will most likely need it when going higher than 4500m (we only used it 2 nights).
  • 1st Aid Kit: A must bring. Remember to include Diamox.
  • Water. Safe Drinking Stations are available in a good few villages around the Annapurnas, but not in all so I would recommend you bring some kind of water purifying tablets with you.

  • Mobile phone: except for the pass, there is only coverage with NTC all the way around the Annapurnas, so you can get a prepaid NTC sim card before the trek.
  • Others: Cards, books, head lamp or torch.
  • Porter vs Guide. While neither of them are really required for the treks in the area, we chose to hire a porter, Bishal, who also did as a guide at times for mainly two reasons:
  • To carry the extra trekking gear we rented in Phokara.
  • Because we thought we could help at least one porter by giving him a job for a couple of weeks.
  • Altitude sickness. It is really important that you familiarize yourself with what is Altitude sickness, hot to prevent it, which are the symptoms and what are the possible consequences.

In addition, we were recommended to bring Diamox with us. Not to take them as a prevention but only in case of starting to develop the symptoms.

  • Shape / training. This is just a quick note to say that it would be better to be in a decent shape before starting a trek… but even myself, who used to get tired after going up the stairs one floor was able to complete it, so you can also do it!

Continue reading

Advertisements

Bye bye Nepal

Dijimos adios a Nepal justo un mes después de empezar nuestro viaje, y con más pena que alegría volvimos a entrar en la caótica India. Estuvimos en Kathmandu, Pokhara y los Annapurnas, y lo cierto es que Nepal nos enamoró! A pesar de la pobreza y lo dura que es la vida, el calor y la amabilidad de sus gentes nos hizo disfrutar día a día del mes que pasamos entre ellos.

Nepal tiene dos caras totalmente distintas, una es la de la vida en las ciudades, y la otra es la de la vida en las montañas. La vida en las urbes no deja de ser un caos de tráfico y gente similar a las ciudades indias, aunque algo más relajada, donde todo el mundo trata de hacerse su hueco. Por el contrario la vida en las montañas carece de infraestructuras, por lo que en muchos pueblos no llegan caminos aptos para vehículos, y los únicos medios de transporte de los que disponen son animales y porteadores. Al ser una zona totalmente rural y remota viven del campo y de los animales, pero son mucho más acogedores que la gente de las ciudades. Todo el mundo nos solía saludar con el habitual Namaste y una sonrisa en la cara, y en muchas ocasiones disfrutábamos de conversaciones con ellos a lo largo del camino de las que cada día aprendíamos algo nuevo de su cultura o costumbres.

Durante el tiempo que pasamos en los Annapurnas leímos dos libros muy interesantes: Into Thin Air, que cuenta la historia real de la tragedia que ocurrió en el Everest en 1996 donde murieron más de diez personas, y Seven Years in Tibet, que cuenta la aventura de un Austriaco en Tibet durante los años previos a la invasión china. Estos libros nos ayudaron a entender un poco más la dura vida de los montañeros, y la cultura tibetana que ahora está en el exilio en Nepal e India.

Por otro lado, para que os hagais una idea esto es lo que costaba más o menos la vida en Nepal:

  • Cambio: 1 EUR = 100 NPR (aprox.)
  • Botella de agua: 20 NPR
  • Cerveza de 650ml: 250 NPR
  • Comida
    • En restaurante local: 100-300 NPR / persona
    • En la calle: 50 NPR / persona
  • Alojamiento: 800-1500 NPR / habitación doble (100 NPR en los Annapurnas)
  • Transporte
    • Bus Kathmandu – Pokhara: 400 NPR
    • Bus Pokhara – Besisahar: 190 NPR
    • Bus Nayapul – Pokhara: 100 NPR
    • Bus Pokhara – Sonauli: 500 NPR
  • Porteador / guía: 11 USD / día (incluyendo su alojamiento y comidas)
  • Gasto medio por día: 20 € / persona (incluye alojamiento, comidas, transporte, visados, etc.)

Como despedida de Nepal os dejamos una de las canciones tradicionales nepalies que ha sido la sintonía de nuestro trek por los Annapurnas.

Back to exhilarating India

After spending a few days in Pokhara resting and doing our “homework”, which has been blogging and uploading all the pictures we have taken during this 1st month of our trip, we are now ready to go back to India. Tomorrow morning we will departure towards the border between Nepal and India and hopefully in a couple of days we will reach Varanasi. At this point in time we think that we will be in India until some time after Christmas… we will keep you posted!!

Diario de un trek por los Annapurnas

 Dia 1 – Pokhara – Besisahar – Ngadi

Quedamos a las 7:00 en la puerta de la tienda donde alquilamos el material con nuestro porteador Bishal, al que conocimos por primera vez. Es un nepalí cristiano (lo cual es muy raro en Nepal) de 20 años un poco tímido, pero que nos demostró con el paso del tiempo ser muy majete.

Salimos de Pokhara hacia Besisahar en un autobus local repleto de nepalies hasta en el techo, con gallinas por el pasillo del autobus, con música típica nepali (logdori) y una pareja de catalanes, Irene y David, que llevan ya 10 meses de viaje desde China a Barcelona. Las 5 horas de viaje fueron muy entretenidas aunque las rodillas sufriendo de lo lindo por no tener nada de espacio entre asientos (debe ser porque los nepalis son muy pequeños). Afortunadamente no sufrimos ninguna avería, lo cual parece bastante común en los autobuses locales.

En Besisahar decidimos volver a montarnos en otro autobus local hasta Bhulbhule para evitar el primer tramo del trek que no es nada agradable a pie por el tráfico y los pasos de agua, y además estaba lloviendo. Esta vez la carretera era un camino de cabras por barrancos, y el autobus era un cuatro latas donde casi no cabía ni un alfiler, y nos tocó ir de de pie. Creo que nunca he pasado tanto miedo dentro de un bus en mi vida, aunque después de una hora y media llegamos sanos y salvos a nuestro destino! Por el camino numerosos grupos de mujeres y niños fueron parando al autobus en mitad de la carretera cantando “villancicos” de Diwali a cambio de dinero.

Una vez en Bhulbhule caminamos alrededor de una hora para llegar a nuestro destino del día que era Ngadi. Allí coincidimos con los catalanes del autobus y unas chicas israelitas con las que compartimos la cena, nuestro primer Dal Bhat, y la sobremesa. El alojamiento en Ngadi resultó ser el más campestre de toda la ruta ya que dormimos en unas chozas de barro con una araña gigante en la habitación… hasta llegué a tener pesadillas esa noche con la araña!

Día 2 – Ngadi – Jagat

En nuestro segundo día probamos por primera vez el pan tibetano con miel en el desayuno, y desde entonces somos adictos a él. Nada más salir de Ngadi, unos cuantos grupos de niños nos cortaban el paso cantando canciones típicas de Diwali a cambio de dinero para dejarnos pasar. Nos dejaron sin cambio pero Marta disfrutó mucho bailando con ellos. Ese día a nuestro porteador se le rompió la suela de una de sus botas, y acabó el día en chanclas. Por la noche en Jagat pudo comprarse calzado nuevo, una zapatillas New Balance super molongas! Las botas viejas se quedaron en Jagat hasta la siguiente vez que Bishal volviera a pasar por allí. La etapa tuvo unas cuantas cuestas y al final se nos hizo algo dura, pero en Jagat nos estaba esperando una ducha de agua caliente para recuperarnos. Para cenar pedimos momos, Marta aprendió como hacerlos, y probamos el Raksi, que es el vino local que más que vino es aguardiente. Justo antes de irnos a dormir, vimos como grupos de adolescentes iban de puerta en puerta cantando “villancicos” de Diwali pidiendo dinero. Por lo que hemos visto, las celebraciones del Diwali son muy parecidas a las de nuestra Navidad.

Continue reading

Reto superado!

Ya podemos decir que lo hemos conseguido! Al final hemos tardado 17 días en completar el trek alrededor de los Annapurnas. En un principio pensábamos que nos llevaría más días por nuestro estado de forma, que no es el mejor, por el mal de altura, porque llegamos a los 5416 metros y a partir de 3500m se pueden sufrir los síntomas, por el tiempo, porque en la montaña nunca se sabe cuando puede haber tormentas… pero afortunadamente todo salío a las mil maravillas, e incluso pudimos haber acabado la ruta en 15 días si nos lo hubiésemos propuesto, pero ya era demasiado paliza.

Como ya os contamos, decidimos alquilar material por si hacía mucho frio, llovía o nevaba, y también cogimos un porteador para que nos llevara la mochila grande con todas esas cosas. Al principio no teníamos muy claro si llevar porteador o no, pero al final nos hemos alegrado mucho de tenerle no solo por llevar el material, sino porque hemos aprendido muchas cosas sobre Nepal que él nos ha estado contando, hasta conocimos a sus abuelas en un pueblo de las montañas! Además también nos hemos quedado con la conciencia tranquila de haber dado trabajo por unos días a un chico local que vive del turismo 4 meses al año y sobrevive el resto del año como puede.

Para nosotros este trek ha sido mucho más que el simple hecho de hacer una ruta de montaña por los Himalayas, con unos paisajes de lo más variado y unas vistas increibles de algunos picos por encima de los 8000m, como el Annapurna y el Dhaulagiri. También hemos vivido el Nepal de las montañas, sin otros medios de transporte aparte de ellos mismos como porteadores y los animales, hemos conocido a otros montañeros geniales con los que hemos compartido batallitas, hemos conversado con nepalies encantadores, hemos conocido su flora y fauna, hemos compartido con ellos el festival de Diwali, y hemos aprendido de sus costumbres, gastronomía y música, que es muy divertida. No dudaría ni un momento en volver a las montañas de Nepal a hacer otro trek en el futuro, pero esta vez al Everest!

Annapurnas allá vamos!

Ya estamos en Pokhara y tenemos todo listo para empezar mañana el trekking por los Annapurnas. Al final nos hemos decidido a hacer el circuito de los Annapurnas, que dura aproximadamente entre 17 y 21 días, con un porteador local que nos va a hacer también de guía. Estaremos desconectados del mundo durante las próximas 3 semanas. A la vuelta os contaremos como nos ha ido. De momento os dejamos un link para que os hagais una idea del recorrido:

http://wikitravel.org/en/Annapurna_Circuit

Happy Diwali y hasta la vuelta!

Annapurnas there we go!

We are now in Pokhara and we have everything ready to start the trek around the Annapurnas tomorrow. We decided to go for the Annapurna’s Circuit, which is 17 to 21 days long. We are going with a local porter who is also going to be our guide. We will be disconnected from the rest of the world for about 3 weeks. On our way back we will be sharing our experience! So far here is a link so you can find out more about the route.

http://wikitravel.org/en/Annapurna_Circuit

Happy Diwali and see you soon!

Bhaktapur

En nuestro último día en Kathmandu, antes de irnos a Pokhara, nos aventuramos a hacer una visita a la ciudad de Bhaktapur viajando en autobus local. La verdad es que es toda una experiencia encontrar el autobus una vez en la estación de autobuses, porque no hay ni taquillas ni ningún mostrador de información, solo un escampado con un montón de autobuses donde el revisor grita el nombre del destino una vez el autobus arranca. Lo mejor es preguntar y tener fe en que estás montando en el autobús correcto.

Bhaktapur también tiene una Durbar Square, que es la plaza donde se ubica el antiguo palacio real y los templos más importantes, y un par de plazas con más templos muy bonitos. Además todavía guarda el encanto medieval de los edificios de ladrillo y las ventanas y puertas de madera talladas por las calles de la vieja ciudad. Está bastante bien conservado y merece la pena ir a visitarlo un día desde Kathmandu, a nosotros nos gustó más que las Durbar Square de Kathmandu o Patan. Lo único malo es que la entrada para turistas es bastante cara, unos 11 euros, aunque ese dinero lo destinan a seguir restaruando Bhaktapur que es patrimonio de la UNESCO.

Después de comer en un restaurante local un par de platos típicos Newari (que es de la zona del valle de Kathmandu donde está Bhaktapur) nos atrevimos a probar un king curd en un puesto de la calle. El curd es un yogurt típico Newari, y parece que donde mejor los hacen es en Bhaktapur, por eso lo llaman el rey de los curd, así que no nos pudimos resistir y la verdad es que estaba muy bueno, arriesgandonos a ponernos malos (lo que no sucedió).

Luego volvimos a Kathmandu también en autobus local, y al llegar reservamos nuestros billetes a Pokhara en una agencia de viajes. Al final resultó ser más fácil de lo esperado y hasta barato reservar de un día para otro, solo nos costó unos 4 euros cada billete. Nuestra siguiente parada es Pokhara, y un trekking por los Annarpurnas!

Welcome to Nepal

We arrived to Kathmandu after our short stop in Delhi. We flew SpiceJet, an Indian low cost airline which was quite okay. On arrival we had to arrange our Visas. Tourist Visas to visit Nepal for 30 days can be obtained in arrival, all you need is a passport size picture, fill in the form and pay the 40$ fee at the airport.

We were picked up at the airport by a driver from the Khangsar Guest House, where we had booked two nights through agoda.com. So far the prices we have seen in Agoda are a little bit cheaper than in other websites.

Once in the city and after unpacking, we tried to find a place for dinner nearby (around Thammel). It was a little bit disappointing to see that the area is a tourist bubble within Kathmandu, full of very westernized shops and restaurants. As there wasn’t too much choice we ended up having a bite at a chill out bar (hopefully this won’t happen very often).

The next day, full of energy we wondered around old Kathmandu, visiting the Durbar Square and the narrow and busy streets of the city. On our way to find the Ghats (stairs that lead to river at crematory sites) we found ourselves following and being followed by a sacred cow, and Isma running for his life when the cow approached him! The area surrounding the Ghats is used as a dumping site, where many locals live and try to make a living by searching through the garbage. It was shocking to see how people try to survive in these kind of conditions. This really kept us thinking for the rest of the day.

After two nights in Thammel, we decided to escape from the touristy trap, and hopefully experience a more local atmosphere by moving to a guest house (Himalaya Guest House) on a different area (Jhochhe Street).

Settled in Jhochhe, the day after and continuing our tour around Kathmandu, we climbed a countless number of steps to get to Swayambhu, which is a set of Hindu and Buddhist temples on top of conical hill invaded by monkeys. The most interesting part was seeing Hindu prayers and offerings to their goddess. For lunch we headed to Patan Durbar Square where we tried woh (fried lentil-flour patties) at a hidden local smoky place. During a stopover for a chiya (nepali tea) we had the chance to chat with a couple of Nepali teenagers who told us how they managed to escape the life on the streets. They definitely seemed to know more about life than we do.