Multicultural & Multicolor Singapore

Poco o nada sabíamos de Singapore cuando aterrizamos en esta pequeña isla al sur de Malaysia que una vez fue colonia británica. Lo que más nos llamó la atención nada más montarnos en el metro camino del hostel fue la variedad de caras chinas, saris indios, velos islámicos y trajes occidentales que se mezclaban en cada vagón. Incluso viniendo de la cosmopolita Hong Kong nos sorprendió este ambiente tan multicultural. Por otro lado, teniendo en cuenta el alto precio de los hostels en Singapore, nos la imaginábamos atestada de edificios y con problemas de espacio al igual que Hong Kong. Sin embargo nada más mirar por la ventana del metro y ver los espacios verdes y las anchas calles de Singapore nos dimos rápidamente cuenta que el desorbitado precio del alojamiento se debía únicamente a que Singapore era un país muy caro para nuestros bolsillos. Y por último, las altas temperaturas en las horas centrales del día sumado a los altos niveles de humedad hicieron que Singapore nos recibiera con una bofetada de calor en la cara mucho mayor de lo esperado. Pero bueno, al mal tiempo buena cara y al buen tiempo pues también!

El pasado de Singapore se limita a la historia reciente en la que fue colonia británica y un importante puerto en el sudeste asiático. Fue en este periodo cuando mercaderes de todo el mundo, principalmente chinos, se asentaron aquí. Es por ello que la Singapore de hoy en día carece de identidad propia y la única personalidad que tiene se debe a los pequeños barrios chino, árabe e indio que todavía perduran con sus tradicionales shophouses. El resto son modernos rascacielos, edificios residenciales e inmensos centros comerciales. Sin embargo nos gustó que Singapore tiene un toque de color allá por donde quiera que vayas, como por ejemplo la comisaria central de policia que tiene todas las puertas y ventanas pintadas de rojo, amarillo, azul, verde… un buen eslogan para la ciudad sería: Multicultural & Multicolor Singapore!

Continue reading

Advertisements