Good Morning Vietnam!

Gooooooood morning Vietnaaaaam!!! Al igual que Robin Williams gritaba desde Saigon, nosotros lo hacíamos desde el Mekong en la frontera entre Camboya y Vietnam. Teníamos un mes por delante para recorrer Vietnam de sur a norte, que ya son unos cuantos miles de kilómetros, y nuestra primera parada era el delta del Mekong.

Vietnam es el segundo mayor exportador de arroz del mundo por detrás de Tailandia. Una tercera parte de lo que produce procede del delta del Mekong, que solo supone una décima parte de la superficie de todo Vietnam. El delta es una gran planicie verde de campos de arroz entrecortada por los distintos ramales del río Mekong que desembocan en el mar del Sur de China. Para poder apreciar con calma la vida en el delta del Mekong nosotros elegimos pasar un par de días en Chau Doc y otros dos en Vinh Long.

En Chau Doc ya nos empezamos a enamorar de Vietnam… con las mesitas y sillitas de plástico de los puestos de comida en todas las esquinas, las mujeres vistiendo los típicos sombreros tríangulares vietnamitas, el ca phe (café) servido en pequeñas cafeteras individuales, los mercados locales llenos de artículos y comidas de todo tipo, y sobre todo la simpatía de los vietnamitas.

Continue reading

Advertisements

Snacking in Lao

When peckish many are the options to calm your hunger around the streets of any Laotian town, village or city. Rice crackers, spring roles, seasonal fruits… just walk around, visit the many food stalls and markets and choose whatever you are in the mood for!

Snack basket at bus station

If you are looking for a healthy option, fresh spring rolls is the answer, much nicer than the fried ones. While this type of spring rolls are originally from Vietnam, they can be found through all South East Asia. Herbs, vermicelli noodles, lettuce, spring onions and some kind of meet are wrapped in moistened rice paper. The spring rolls are served with a sweet fish sauce or hoisin dipping sauce. We just couldn’t stop eating them since we first tried them!

Fresh vegetarian spring roles with dipping sauce

Continue reading

Tuk tuk, tuk tuk!

Phnom Penh, la capital de Camboya, es una ciudad que quiere parecerse a Bangkok pero que todavía está a años luz. Centros comerciales que intentan imitar a los de Siam en Bangkok, pero que no son más que mercados locales con aire acondicionado; locales que quieren vestir a la moda, pero con ropa de imitación barata; semáforos y pasos de cebra en las calles, pero que nadie respeta; tuk tuks gritando incansablemente tuk tuk, tuk tuk! a todos los turistas… todo esto y más sin olvidar el caos de motos, tuk tuks y todoterrenos sobre la jungla de alfasto.

Phnom Penh se encuentra en la orilla del Mekong, justo donde se junta con el río Tonle Sap, y tiene un paseo a lo largo del río muy agradable. Todas las tardes se congregan aquí cientos de locales jugando al futbol, corriendo, andando, haciendo aerobic… parece que por aquí están bastante concienciados con el deporte y la vida sana. Por supuesto, Marta no quiso perder la ocasión de hacer aerobic rodeada de locales y con música Camboyana!

Continue reading

Lao, the land of a million elephants

We stayed in Lao for about 4 weeks and we traveled the country from north to south. We toured the Mekong by boat, we trekked in the jungle in the far north, we enjoyed the tranquil rhythms of Vientiane and Luang Prabang, we tried the best coffee in the Bolaven plateau, and we relaxed with a beerlao watching the sun set in the 4000 islands, all to discover the wonderful character of the Laotians. Funny that we didn’t get to see any elephants when Lao’s nick name is “the land of a million elephants” and elephants are present in 90% of the souvenirs that can be bought in any of the many markets.

  

Although Lao being within the poorest countries in the world, we didn’t get hit by the extreme poverty that we found in India and Nepal – people living on the streets, beggars everywhere… Moreover, and surprisingly, we didn’t get to see extreme contrasts between rich and poor. It feels like, unlike India, the poorness is equally distributed across most of the country.

Continue reading

Buscando delfines en el Mekong

Para poner punto y final a nuestro viaje por Lao pasamos unos días en una de las 4000 islas, en concreto en Don Khon. Las 4000 islas, o Si Phan Don, son un conjunto de islas en el Mekong, muy cerca de la frontera con Camboya, donde decenas de cascadas hacen imposible navegar el Mekong río arriba o abajo. Para superar este obstáculo, los franceses construyeron en la era colonial un ferrocarril entre la parte sur de la isla de Don Khon y la parte norte de la isla de Don Det, uniendo ambas islas con un puente. De esta manera pasándo la carga del barco al tren y viceversa podían transportar mercancías a lo largo de todo el Mekong. A día de hoy el único recuerdo que queda del tren es el camino por el que pasaban las vías del tren y el puente que une Don Khon y Don Det, en el que por cierto hay que pagar 20,000 kips por día para poder pasar entre las dos islas… un robo ya que el puente es un legado de los franceses y simplemente quieren sacar dinero a los turistas que van en masa a Don Det.

Don Khon es todavía muy tranquilo y con mucho encanto local, aunque poco a poco van apareciendo más bungalows y restaurantes en los dos extremos de la isla, pero nada en comparación con la turística Don Det que empieza a ser conocida como la Vang Vieng del sur de Lao.

Continue reading

Adormilados en Vientiane

Después de pasar por segunda vez por Luang Prabang, nuestro siguiente destino iba a ser Vientiane, la capital. Decidimos saltarnos Vang Vieng ya que solo era una ciudad de fiesta creada para turistas, famosa por el tubing y situada en un enclave natural espectacular a las orillas del Mekong, pero no era lo que buscábamos. Así que nos tocó madrugón para montarnos en un autobús local de supuestamente 10 horas a Vientiane. Pero como esto es Lao, al final resultó que el bus tardó 13 horas en recorrer los 370km entre Luang Prabang y Vientiane!!! Ese día se nos hizo eterno, y hasta Marta tuvo un ataque de locura en el bus, estuvo a punto de saltar por la ventana! Pero el día todavía no había acabado. Ya de noche y muy cansados en la estación de autobuses de Vientiane, a las afueras de la ciudad, nos montaron a todos los turistas en un mini bus sin importar que entráramos o no para ir al centro. Podían haber puesto dos mini buses en lugar de uno solo, pero no lo hicieron y nos trataron como borregos… parecíamos animales en un camión de camino al matadero! Es triste como algunos locales solo ven a los turistas como dólares con patas. Exhaustos y después de dar unas cuantas vueltas por el centro de Vientiane sin saber muy bien donde buscar alojamiento, por fín logramos encontrar un guest house donde pasar la noche y relajarnos del duro día de viaje.

Vientiane dicen que es la capital más dormida del mundo, y en base a nuestra experiencia no les falta razón! En realidad más que una ciudad parece un pueblo grande donde la gente vive muy relajada, y el único indicio de capital son algunos bancos, oficinas del gobierno y los pocos restaurantes japoneses, italianos, koreanos, indios… que se pueden encontrar por el centro. A pesar de estas opciones gastronómicas internacionales, nosotros no perdimos la oportunidad ni un sólo día de cenar en los puestos de la calle donde se puede comer auténtica comida Lao muy rica y a muy buen precio, mucho mejor que en los restaurantes y encima disfrutando de unas Beerlao al aire libre!

Continue reading

Sabaidee Lao

Llegamos a Lao (comunmente conocida como Laos) a Huay Xai por tierra, bueno o por rio ya que Huay Xai está justo en la orilla del rio Mekong en frente de Chiang Khong en Tailandia. El puesto de inmigración es pequeño y parece más o menos bien organizado, sin embargo cuando por la mañana llegan de golpe 100 personas es un auténtico caos y se forman largas colas. Nosotros madrugamos para pasar la frontera y la verdad es que nos alegramos de haber sido de los primeros. El visado de turista se obtiene allí mismo pagando 35 dólares y es válido por 30 días, más o menos el tiempo que pensábamos estar en Lao.

Una vez en Lao, nuestro plan era viajar en slow boat por el Mekong desde Huay Xai a Luang Prabang. Es un viaje de dos días en un barco bastante local, excepto por los asientos de autobús de quita y pon (algo raro pero bastante cómodo), que hace una parada en Pakbeng para pasar la noche. La mayoría de los pasajeros éramos turistas, desde gente joven que solo viene a Lao de fiesta y ya empiezan a emborracharse en el slow boat, hasta gente más mayor que viene buscando la belleza de los paisajes y la tranquilidad de Lao. Pero también había muchos locales ya que el único método de transporte en esta área remota del norte de Lao es el Mekong.

Continue reading