Tuk tuk, tuk tuk!

Phnom Penh, la capital de Camboya, es una ciudad que quiere parecerse a Bangkok pero que todavía está a años luz. Centros comerciales que intentan imitar a los de Siam en Bangkok, pero que no son más que mercados locales con aire acondicionado; locales que quieren vestir a la moda, pero con ropa de imitación barata; semáforos y pasos de cebra en las calles, pero que nadie respeta; tuk tuks gritando incansablemente tuk tuk, tuk tuk! a todos los turistas… todo esto y más sin olvidar el caos de motos, tuk tuks y todoterrenos sobre la jungla de alfasto.

Phnom Penh se encuentra en la orilla del Mekong, justo donde se junta con el río Tonle Sap, y tiene un paseo a lo largo del río muy agradable. Todas las tardes se congregan aquí cientos de locales jugando al futbol, corriendo, andando, haciendo aerobic… parece que por aquí están bastante concienciados con el deporte y la vida sana. Por supuesto, Marta no quiso perder la ocasión de hacer aerobic rodeada de locales y con música Camboyana!

Continue reading

Advertisements

Discovering the land of the tea

After saying goodbye to India and a very short flight from Kochi we landed in Bandaranaike International Airport. Sri Lanka, officially the Democratic Socialist Republic of Sri Lanka, was known as Ceylon until 1972. Mainly Buddhist it is among Kenya and India one of largest exporters of tea in the world. And, only recently in May 2009, after almost 30 years, they gave end to what has been Asia’s longest civil war between the Sinhalese (Buddhists) and the Tamils (Hindus). Apart from the few things we had read, we new little about Sri Lanka and its customs, so we didn’t really know what to expect.

Our first impression couldn’t have been any better! Everything at the airport was super well organized and new, passing through emigration took us just 5 minutes (we got our visa online in advance), getting a phone SIM card with 3G was a 10 minutes job (what in India took us many hours), there was a free shuttle from the airport to the nearest bus station, people were super friendly… We quickly realized that Sri Lanka was much more developed than India but also more expensive.

With only 8 days in Sri Lanka (a country more or less of the size of Ireland) we had to plan and choose carefully where to go and what to do. We decided to first visit the ancient cities and the hill country before heading south to the beaches. So after doing all the diligences at the airport we headed to Kandy, 115 km from Colombo (3h by bus). Kandy hosts Sri Lanka’s most important Buddhist relic: a tooth of the Buddha. We were curious and thought of visiting the temple where they keep the tooth, but the 1100 LKR that costs the ticket made us back away. Kandy was our hub for a couple of nights just so we could go and visit both Sigiriya and Dambulla.

Continue reading

Visados

Una vez que ya tenemos claro los países por donde vamos a pasar, tenemos que mirar el tema de los visados. Hay muchos países donde se puede comprar el visado de turista en la misma frontera al llegar al país por tierra, mar o aire. Sin embargo hay otros donde hay que conseguir el visado antes de viajar, ya que en la frontera no hay forma de conseguirlo. Nosotros hemos buscado esta información en la web del Ministerio de Asuntos Exteriores, donde además de requisitos de visado, también viene información útil sobre seguridad, sanidad y vacunas en cada país. Aquí os dejo el link a la web.

http://www.maec.es/es/MenuPpal/Paises/Paginas/informacion_representaciones.aspx

En nuestro caso solo necesitamos visados por adelantado para India, Vietnam y China. El de India ya lo hemos conseguido, ya que es nuestro primer destino. Resulta que el visado normal de turista es multientrada, pero una vez dejas India no puedes volver a entrar en dos meses. Como nosotros queríamos ir de India a Nepal y luego volver en menos de dos meses, hemos tenido que solicitar una exención y para ello aportar pruebas de que llegamos a India, nos vamos a Nepal y volvemos a India en menos de dos meses. Las pruebas que dimos fueron nuestros vuelos RTW con llegada a Delhi y salida de Delhi en menos de dos meses, y un vuelo de Delhi a Kathmandu que demuestra que salimos de India para luego volver segurmante por tierra. Además de lo absurdo de esta regla, también nos tenemos que registar en una oficina de extranjería en Delhi durante los primeros 14 días en India por hacer uso de esta exención. Desde luego no facilitan que vayan turistas a India. Así que al final pensamos que a nuestra llegada solo vamos a pasar 2 días en Delhi para registrarnos y aclimatarnos a la jungla india, y el tercer día nos vamos por unas semanas a Nepal. Luego a la vuelta ya tendremos mucho más tiempo y ganas de disfrutar India en su plena esencia.

El visado de Vietnam seguramente lo obtengamos en la embajada de Bangkok o Phnom Penh, y el de China en la embajada de Hanoi sobre la marcha.